viernes, 10 de julio de 2009

La Tuberculosis: causas y curas






Tesla Biomagnetismo
Vol. 1, no. 2
Julio-Agosto 2009



Queremos desearles un buen verano. Este número lo dedicamos a una enfermedad muy común que ha sido muy satanizada dentro del imaginario colectivo. Por ejemplo, es la tragedia central de una obra literaria muy famosa: La Dama de las Camelias, o su representación operística, La Boheme: La Tuberculosis.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Esta enfermedad es altamente contagiosa; es decir, que de las personas que entran en contacto con una persona infectada, de no ser tratada, contagiará de 10 a 15 personas al año (OMS, 2006). Se transmite por vía aérea, es decir, cuando una persona tose, estornuda o escupe. Cada segundo, una persona se infecta por el bacilo de la tuberculosis; por tanto, una tercera parte de la población mundial está infectada por el bacilo de la tuberculosis (OMS, 2006).

Lo que afecta la tuberculosis

La tuberculosis afecta principalmente los alveolos pulmonares. Los síntomas de la tuberculosis son tos con flema por más de 15 días, a veces con sangre, fiebre, sudor nocturno, mareos, escalofríos y pérdida de peso.

No todas las personas infectadas desarrollan la enfermedad. Algunas veces, a causa de las vacunaciones, el comportamiento de la bacteria Mycobacterium tuberculosis ha mutado, afectando también otros órganos. A pesar de ser una enfer-medad básicamente pulmonar, también puede afectar el sistema nervioso central, el sistema linfático, los sistemas circulatorio, genitourinario, gastrointestinal, óseo, las articulaciones, e incluso la piel.

La bacteria Mycobacterium tuberculosis.


La bacteria

La bacteria Mycobacterium tuberculosis es parecida a una espora. Tiene una capa que la recubre. Esto la hace resistente a los antibióticos y le da la capacidad de permanecer latente por años.

Actualmente existen cepas resistentes a algún fármaco, e incluso, cepas de tuberculosis resistentes a los antituberculosos principales (OMS, 2006). La bacteria de la tuberculosis se hace resistente a los antibióticos cuando se llevan los tratamientos alópatas de manera parcial o anómala. Esto es común, ya que al sentirnos un poco mejor, la mayoría de nosotros deja el tratamiento con antibióticos; o en el peor de los casos, el médico tratante no identifica el patógeno y recomienda tratamientos no adecuados para combatir esta bacteria.

El Tratamiento Alópata

El tratamiento alópata de la tuberculosis se basa en combinación de medicamentos antituberculosos por 10 meses. Esta longitud hace que el tratamiento sea difícil de llevar.

En el caso de tuberculosis resistente, el tratamiento se puede prolongar hasta por dos años, con medicamentos más caros y con efectos secundarios graves.

El Significado Biológico de la Tuberculosis

La palabra alveolo en latín significa pequeño vaso. En ellos se realiza el intercambio de oxígeno y agua y dióxido de carbono entre la sangre y el aire que respiramos. Para nuestros cerebros, el aire que respiramos es la vida.

Los microbios siempre han acompañado al ser humano. En términos biológicos, la bacteria de la tuberculosis, o bacilo de Koch, limpia las células cancerosas de nuestro cuerpo.

Cuando nos encontramos en una situación muy estresante podemos experimentar el miedo a morir. Esto es claro en las personas que viven en situaciones de guerra. Sin embargo, en la vida urbana, también podemos encontrarnos en circunstancias que nuestro cerebro percibe como situaciones en las que estamos en peligro de muerte.



Radiografía de paciente afectado por tuberculosis.

Otra posibilidad es que, en nuestro árbol genealógico, tengamos personas que han estado en situaciones en peligro de muerte, que, al encontrarnos en situaciones amenazantes, la memoria del miedo a morir, reviva.

En esas circunstancias, nuestros alveolos deben tener la mayor capacidad posible para tomar la vida, es decir, desarrollamos alveolos de más. Una vez terminada esa situación, cuando estamos a salvo, el cerebro manda la señal de limpiar esas células alveolares que ya no necesita. Es entonces cuando se desarrolla la tubérculosis. En resumen: Nos enfermamos de tuberculosis después de tener un miedo a morir.

El mecanismo biológico de la tuberculosis se vuelve peligroso cuando la acción del Bacilo de Koch se sale de control. Es entonces cuando se hace necesario aplicar algunas terapias para controlarlo y permitir que nuestro cuerpo funcione correctamente.

Los Tratamientos Holísticos de la Tuberculosis

El biomagnetismo médico es altamente efectivo en el tratamiento de la tuberculosis al eliminar en el cuerpo el medio que permite que el microorganismo viva en tan solo 1 sesión. Es decir, que en vez de llevar un tratamiento a base de medicamentos, se puede eliminar el microorganismo en aproximadamente 30 minutos. Además, al no haber medicamentos alópatas, no existen los efectos nocivos derivados de su uso. Por tanto, el tratamiento de la tuberculosis con biomagnetismo implica una excelente opción.

Bibliografía
Organización Mundial de la Salud (OMS) (2006). Nota descriptiva OMS N°104. Consultada Junio 27, 2009, de http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs104/es/index.html

Contacto:
Ma. del Carmen L. Ramírez y Coronado
Michiko Amemiya R.
tel: (55) 5655 0009 en México DF.

1 comentario:

  1. hola tengo tuberculosis resistente tambien funciona conmigo el tratamiento?????????

    ResponderEliminar